La LOPD ha pasado a un segundo plano y, ahora mismo, el gran protagonista es el RGPD. Pertenezcas o no a una empresa seguro que te has hecho varias preguntas sobre este tema.

 

Para todos aquellos que os preguntáis… ¿Qué es el RGPD?

El 24 de mayo de 2016 fue aprobada la nueva normativa de protección de datos personales de los ciudadanos europeos. Desde entonces y hasta este 25 de mayo, la LOPD ha estado vigente. Pero a expensas de que se apruebe una nueva ley actualizada con lo establecido en este Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

El principal objetivo de esta nueva normativa es que los usuarios conozcan que tratamiento se hace de sus datos por parte de las empresas, sobre todo de las grandes, y protegerlos.

 

¿A quién afecta?

Desde que fuera aprobada en 2016 hasta su entrada en vigor este pasado 25 de mayo, todas las empresas que tratan y disponen de datos personales de ciudadanos europeos han de haberse adecuando a lo exigido en esta nueva normativa. Da igual que estás empresas sean estadounidenses o de cualquier otro origen. Por lo tanto, Amazon, Google, Facebook, Apple… deberán de cumplir con los requisitos para poder seguir tratando datos personales de ciudadanos europeos.

Y, por supuesto, afecta a los usuarios europeos, ya que se trata de sus datos.

 

Sus novedades son..

Esta nueva normativa permite a los usuarios como tu:

  • Solicitar la eliminación total de sus datos, incluso si éstos han dejado de ser utilizados para el fin con el que fueron entregados o se han conseguido de forma ilícita – Derecho al Olvido
  • Ceder sus datos a otro responsable – Derecho a la portabilidad
  • Pedir a las empresas si disponen de sus datos y que tratamiento se están haciendo de los mismos – Derecho al acceso

Además, a partir de ahora, los usuarios deberán de dar su consentimiento para que las empresas dispongan de sus datos. Y éstas deberán de utilizar un lenguaje comprensible, claro y sencillo para pedir este consentimiento. Además de que deberán de informar del tratamiento que se hará de cada uno de los datos.

Con estas nuevas acciones se busca una mayor transparencia en cuanto a la información.

Por otro lado, aparece la figura del Delegado de Protección de Datos (DPO) que ha de conocer bien todo lo relacionado con esta nueva normativa y dar soluciones a una empresa. Esta figura es obligatoria para las administraciones y para las empresas que traten una gran cantidad de datos personales.

El DPO no tiene por que formar parte del equipo interno de la empresa si no que puede ser subcontratado.

 

Y MUCHO MÁS…

Una normativa es algo muy complejo para plasmarlo en un solo blog, por lo que el equipo de Grupo Labore se presta a informaros mucho más sobre este tema, en todos los aspectos, sobre todo, en función de las necesidades de tu empresa.

Solo tiene que ponerte en contacto con nosotros.

Necesitas saber más