10 consejos para evitar el tecnoestrés

10 consejos para evitar el tecnoestrés

Seguro que muchos de vosotros trabajáis día a día con aparatos tecnológicos, ya sea con ordenador o con móvil. Esto puede influir mucho en vuestro estado de salud, lo que puede ocasionar un aumento del nivel de estrés.

La mayoría de las personas, al finalizar su jornada laboral, siguen conectadas a estos dispositivos y las Redes Sociales, y son muchos los que reciben correos relacionados con el trabajo, lo que impide que desconecten en sus tiempos libres. En muchas ocasiones, esto provoca estrés o, mejor dicho, tecnoestrés, es decir, la persona siente la necesidad de estar conectado en todo momento.

A continuación, os informamos sobre 10 consejos para frenar e incluso evitar el tecnoestrés en el trabajo.

 

1. Organiza bien tu jornada laboral.

 

Planifica tu agenda del día, sin sobrecargarla de actividades y gestionando todos los imprevistos que puedan surgir. Si te falta tiempo, selecciona las tareas más importantes según las prioridades.

Aprende a decir no, o en la medida de lo posible, a pedir los recursos que necesites.

 

2. No te lleves el trabajo a casa.

 

Desconecta en todos los sentidos. No estés pendiente del móvil o el portátil. Tampoco permitas que las conversaciones se centren en los asuntos de trabajo.

Tras la jornada laboral o durante el fin de semana, intenta disfrutar de tu tiempo libre y de tus relaciones personales y familiares. Si puedes hacerlo, desconecta el teléfono.

 

3. Separa tu vida laboral de la personal.

 

Emplea aparatos diferentes, uno para tu vida personal y otro para el trabajo. Fuera de tu jornada laboral, desconecta el móvil del trabajo y no envíes correos laborales a compañeros.

Si solo dispones de un teléfono, desconecta la cuenta o las notificaciones relacionadas con el trabajo, al menos, en tu tiempo libre.

 

4. Distingue lo urgente de lo importante.

 

Si ese correo puede o no esperar a mañana sin afectar a tu trabajo. Asegúrate de que existe una delegación clara para los asuntos urgentes cuando estás en tus horas de ocio, vacaciones o fines de semana.

 

5. Fórmate, si es necesario.

 

Si sientes que no estás preparado para manejar determinadas tecnologías, intenta inscribirte en cursos que te formen en ello o pide ayuda a quien las domine. Con ello ganarás confianza y reducirás el nivel de ansiedad, además de saber cómo activar funciones que te ayudarán a desconectar como la de «No molestar» para el móvil.

 

6. Aprende técnicas de autocontrol.

 

Practica actividades de forma regular como relajación, Mindfulness o yoga. Esto te ayudará a neutralizar el estrés provocado por el trabajo y te proporcionará un mayor control de los pensamientos y de las emociones.

 

7. Cuida tu dieta.

 

La alimentación es muy importante. Sigue una dieta saludable, variada y equilibrada. Mantén los horarios regulares y tómate el tiempo que sea necesario para comer. Evita bebidas con cafeína o alcohol y, si las consumes, hazlo con moderación.

 

8. Haz deporte de manera regular.

 

El ejercicio físico ayuda a reducir el estrés y, además, fomenta una sensación de bienestar, siempre que no se haga por obligación. La mayoría de los expertos recomiendan dos horas y media de actividad aeróbica a la semana. 

 

9. Respeta las horas de sueño.

 

Si has descansado lo necesario, afrontarás mejor cualquier conflicto o situación compleja que pueda surgir en tu día a día. Trata de ir a dormir siempre a la misma hora y descansa, como mínimo, entre siete u ocho horas cada noche.

 

10. Recurre a ayuda profesional si es necesario.

 

Si los consejos anteriores no han sido suficientes y sigues siendo incapaz de controlar el estrés en el trabajo, recurre a la ayuda de profesionales. Tu médico podrá ayudarte a identificar el problema.